Cuadriman es mucho más que una empresa familiar. Es la historia de dos visionarios, Alejandro y Eduaro Cañedo-Argüelles que patentaron en 1985 el cuadro-imán creando así el primer producto de Cuadriman.

Dedicación, esfuerzo y saber hacer llevan a Cuadriman a convertirse en una de las empresas punteras en decoración vertical y fabricación de cuadros a medida.

Pero Cuadriman es también presente y futuro con un equipo de personas entusiastas que ponen todo su cariño y creatividad en diseñar y fabricar productos originales, innovadores con los que sorprender y emocionar.

Nos encanta lo que hacemos pero también nos gusta oir tus ideas y fabricarlas si quieres. Escríbenos tus sugerencias y tus ideas a pedidos@cuadrimancentral.com

El equipo Cuadriman